Ciudad

Acusan a Arroyo de subejecutar fondos

La polémica decisión del municipio de suspender la provisión de combustible a los móviles policiales generó un nuevo cortocircuito entre el intendente Carlos Arroyo y el gobierno de la provincia de Buenos Aires. Desde el Ministerio de Seguridad que conduce Cristian Ritondo no comprenden la medida y deslizan severas críticas al jefe comunal. El intendente, en cambio, no registra esos cuestionamientos y se ufana de la baja de la criminalidad en General Pueyrredon, a punto tal que llegó a afirmar que es la ciudad más segura de toda la provincia de Buenos Aires.

A julio de este año el municipio de General Pueyrredon apenas había ejecutado un 28% del Fondo de Fortalecimiento en Seguridad que envió el gobierno de María Eugenia Vidal. Y no se trata de una cifra menor: Arroyo recibió 68.034.900 pesos para la compra de móviles, indumentaria, dos trailers para la seguridad vial, un sistema de video vigilancia y equipamiento general de seguridad, entre otras cosas. En ese contexto, la decisión del jefe comunal de suspender la provisión de combustible a los patrulleros fue la gota que rebalsó el vaso. Si bien el jefe de la Policía Local, Fernando Telpuk, había asegurado que esto no afectaría el patrullaje, en los últimos días fueron muchos los mensajes que llegaron a esta redacción con los problemas que tienen los patrulleros para poder realizar tareas de prevención. También le cuestionan a Arroyo una de las medidas que él más defiende: la multiplicidad de funciones para los efectivos de la Policía Local, especialmente a la hora de hacer multas de tránsito.

“Mar del Plata es el único municipio de la provincia de Buenos Aires que utiliza a la policía para labrar infracciones de tránsito. Actualmente destina 30 efectivos para esta actividad. Es importante destacar que el Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires establece que está terminantemente prohibido utilizar la fuerza de seguridad pública para cuestiones que nada tiene que ver con el cuidado de la gente”, detallaron.

A su vez, informaron que hay 8 efectivos todos los días para custodiar el palacio comunal, dos de los cuales están exclusivamente apostados en la Secretaría Privada. En ese marco, las fuentes consultadas por este medio recordaron que poco tiempo atrás, el propio intendente confesó que pensó nombrar a Marcelo Di Pasqua, ex policía acusado de tener vínculos con el narcotráfico por la propia gobernadora, como director de Tránsito.

DESTACADOS

Arriba