Nacionales

La reforma tributaria se aprobó en Diputados y tiene media sanción

La reforma fiscal de Cambiemos tiene media sanción en Diputados y avanza hacia su aprobación en el Senado, con algunas modificaciones, como es el caso de los impuestos a la cerveza artesanal, que fue eliminado y que estaba incluido en el proyecto original.

El bloque oficialista tuvo que cambiar varios aspectos del proyecto original, particularmente en los vinculados a los impuestos internos: en el caso de la electrónica no se reducen a cero por presión de Tierra del Fuego; pero sí se negoció un esquema gradual de reducción de tributos y congelamiento de salarios por dos años. Otro arreglo vinculó a las provincias productoras de vino, donde no se tocó la carga fiscal a vinos y espumantes. Finalmente, el Gobierno de Tucumán, parlamentarios nacionales, los industriales azucareros y los empresarios de gaseosas reclamaron sostener la alícuota del 8% sobre las bebidas azucaradas, un planteo que fue atendido por el Gobierno nacional, que pretendía llevarla al 17%.

Indemnizaciones por despidos y Ganancias

Se temía que una parte de las indemnizaciones por despido y acuerdos de finalización de la relación laboral, como así también los retiros voluntarios, pasaría a pagar el impuesto a las Ganancias: sin embargo a último momento se decidió que sólo las indemnizaciones de “cargos directivos y ejecutivos de empresas públicas y privadas” se gravarán en Ganancias en caso de que excedan los montos indemnizatorios mínimos.

Fondo del Conurbano

Por otra parte la Cámara baja incluyó la derogación del Fondo del Conurbano (que se solventaba con el 10% de Ganancias aunque con un tope de $650 millones) y la distribución del 20% recaudado del impuesto a las Ganancias que se derivaba a la Anses entre las provincias y Nación por el sistema de Coparticipación federal; en tanto, el sistema previsional se financiará con la totalidad de la recaudación del impuesto al cheque. Otro eje del proyecto es la exención del impuesto a las Ganancias para los inversores no residentes en la Argentina, salvo en el caso de que operen en el mercado de Lebacs.

Otro de los puntos salientes es la rebaja a la mitad del IVA de las carnes de pollos, cerdos, y conejos, con el objetivo de que bajen los precios de esos productos alimenticios. Otro de los cambios sustanciales que propone el oficialismo está vinculado a los impuestos internos a la cerveza, que vería elevado del 8% al 17% el tributo que paga al Estado.

Además, las empresas no pagarán aportes patronales hasta una remuneración bruta de $12.000 para 2022, en una escala que comienza el año próximo con $2.400, sigue en 2019 con $4.800, en 2020 con $7.200 y en 2021 con $9.600 pesos.

DESTACADOS

Arriba