Tránsito

Un cadáver que apareció debajo de un auto fue arrastrado 10 cuadras. El conductor estaba borracho

Las presunciones de los investigadores acerca de la muerte del hombre de 25 años que fue hallado debajo de un auto en el barrio San Cayetano, confirmaron las peores presunciones: el cadáver fue arrastrado cerca de un kilómetro por un conductor que manejaba borracho. El conductor de un Peugeot volvía a su casa, cuando al llegar a Colón y 192 atropelló a un joven de 25 años, identificado como Nahuel Barragán. El conductor siguió su marcha y llegó hasta su casa en Remedios de Escalada entre Belgrano y Moreno. Se bajó del auto y se acostó a dormir.

Cerca de las 8 de la mañana un hombre que realizaba un reparto de diarios vio la escena y dio aviso a la policía. Al llegar el móvil constató que había una persona sin vida y buscaron al propietario del vehículo. El joven suboficial del Ejército estaba durmiendo en su casa y fue aprehendido y trasladado al penal 44 de Batán.

Según pudo saber este medio, el joven todavía estaba borracho cuando fue despertado y detenido por la policía.

Allegados a la víctima contaron que iba en una moto con un acompañante cuando cerca de las 4.30 se cayeron en Colón y 192. Un joven que vio la escena se acercó para ayudarlos y en ese momento pasó el conductor del Peugeot 206 y arrastró a la víctima. La causa quedó a cargo de la fiscalía de delitos culposos y se esperan las pericias de rigor para conocer la mecánica del siniestro. Además, los investigadores solicitarán al municipio imágenes captadas por las cámaras de seguridad.

 

 

DESTACADOS

Arriba